sábado, 27 de agosto de 2016

NO SON LAS BICIS, SÍ SOMOS NOSOTROS

Nacho Tomás
(Secretario Técnico de la Red de Ciudades por la Bicicleta)
13 de Abril de 2016
La Verdad de Murcia

Montar en bici es muy sencillo. Mi hijo pequeño con seis años sabe hacerlo sin ningún problema. Circular es otra historia.

Desplazarte por la ciudad dando pedales es una maravilla. Vivo en el sur Murcia y durante cuatro años la atravesaba cada día hasta el instituto Alfonso X, en lo que ahora es La Flota y antes era  La Huerta. En el norte. También en los primeros años de carrera me desplazaba a diario a la Facultad de Economía y Empresa, me hice amigo del bedel y permitía meter mi vehículo en una habitación o atarla a una escalera usada por casi nadie.

Hace 20 años había pocos ciclistas en Murcia y los que circulábamos lo hacíamos cumpliendo las normas. Y mirados de reojo. Recuerdo cuando una vez quise atajar a las tres de la tarde por una calle Trapería totalmente desierta y dos policías locales me obligaron a echar el pie a tierra. Lógico.

Actualmente las cosas han cambiado a mejor por el enorme incremento de usuarios, producido por diversos motivos. Esto consigue, en mi opinión, una de las grandes bondades de ser cada vez más: los coches ya no se sorprenden al vernos por la calle y están preparados para adaptarse. Si pedaleas sabrás a lo que me refiero. Vaya por delante, no soy anti-coche, de hecho tengo uno y lo uso cuando es necesario. Esa es la clave, usarlo con cabeza. Hasta cierto punto el automóvil soluciona situaciones, pero pasado un umbral se convierte en un problema. Hay que reducir su uso, no eliminarlo y, aunque hace falta ser valiente, nuestros responsables tienen muchas posibilidades a su alcance para hacerlo. Conozco cientos de ejemplos de otros países, ciudades y empresas que han funcionado muy bien. Se trata de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, cuidar su salud, reducir la contaminación que nos acosa (produce más muertes que los propios accidentes de tráfico) y otros muchos beneficios.

Pero siendo sinceros, el escenario también ha cambiado a peor porque muchos nuevos usuarios no saben circular. Se saltan semáforos, se suben a las aceras, cruzan pasos de cebra sin bajarse de la montura, van por calles de sentido prohibido, pasan a toda pastilla entre ancianos o niños en una plaza y otras muchas cosas que producen rechazo a los que intentamos movernos por la ciudad dando pedales con respeto. Y esto causa, naturalmente, rabia y enfado al resto de usuarios de la vía. Pero por favor no generalicemos: la culpa es de esta gente, no de las bicis. Vivo esto mismo en todas las ciudades del país. Sin excepción. Vamos en el buen camino aunque queda mucho por hacer.

La mano dura con los que no cumplen las normas es un primer paso, pero que sea igual de dura para todos.

viernes, 19 de agosto de 2016

Las aceras no son un párking para motos

El Periódico
JOAN PUIG
JUEVES, 18 DE AGOSTO DEL 2016

Muchos de los que vivimos en Barcelonaseguramente ya estamos tan habituados que no le prestamos la debida atención, pero cuando recibimos la visita de algún familiar o amigo de fuera de la ciudad y damos un paseo, una de las primeras cosas que me comentan (además de la belleza de los edificios del Eixample) es el tema de las motos sobre las aceras.

Poco a poco nos han ido invadiendo, y hemos llegado al punto de que el descaro de muchos motoristas les ha llevado a aparcar la moto, atravesada, frente a la puerta del edificio al que van, aunque se trate de una acera estrecha e incluso teniendo plazas libres en la calzada.

Peor todavía, algunos peatones no solo se han habituado a esquivarlas cuando van por la acera, sino que incluso les dejan paso a los motoristas que, con el motor encendido, les avisa dando gas desde atrás. Una auténtica aberración.

La acera es para los peatones y el lugar de las motos está en la calzada. Y el que no encuentre plaza disponible para aparcar, que hagan lo mismo que los que tenemos coche: buscar un poco más lejos o pagar párking.

No me valen las excusas y no me creo eso de que gracias a las motos, Barcelona es más transitable. Tal vez fue cierto alguna vez, pero desde hace unos cuantos años, las motos solo aportan contaminación, ruido e inseguridad para todos, además de incomodidad para quienes andamos por la acera.

Motoristas, si de verdad queréis hacernos un favor a todos, bajad de la moto y comprad una T-10. Y si tan mala combinación de transporte público tenéis, al menos respetad el espacio de los peatones.

Cuando voy en coche por la ciudad asumo que si no encuentro sitio voy a tener que pagar por aparcar, de ninguna de las maneras espero poder dejar el coche encima de la acera y que además entiendan que es porque no he encontrado sitio

miércoles, 17 de agosto de 2016

Por qué es importante que las ciudades sean ‘caminables’

Fomentar la convivencia en los núcleos urbanos pasa por su peatonalización

ROCÍO NAVARRO
05/08/2016

Si has paseado por las pequeñas calles de un barrio céntrico de una gran ciudad, te habrás enfrentado con su mayor enemigo: el coche. Un vehículo que dificulta la tranquilidad del viandante cuando sus angostas aceras llegan al máximo de su capacidad con una persona.

El automóvil, que una vez fue un instrumento de libertad, se ha convertido en una prótesis que pone en peligro nuestras vidas, malgasta nuestro tiempo y genera gases contaminantes”, comentaba Jeff Speck, planificador y diseñador urbano en una charla Ted.

Cuanto más caminable es una ciudad, mejores más fuertes son los lazos que se generan en la comunidad, desde apoyar al pequeño comercio hasta conseguir que los niños reafirmen sus relaciones sociales llegando al colegio a pie.

En este sentido, la comunidad Europea trabaja a través de proyecto Stars en lamovilidad sostenible a la escuela, para facilitar el cambio de hábitos en la forma de desplazarse a clase y que cada vez se haga más en bicicleta o a pie.

Los beneficios de la ciudad “caminable”

Según el estudio Walk this Way, desarrollado por la institución Brooking en Washington D.C. sobre el impacto económico que tiene la peatonalización, los lugares ‘caminables’ urbanos poseen una economía mucho más activa que los no caminables.

Fomentar un mayor nivel de ‘caminabilidad’ es importante, no sólo por los beneficios para la salud asociados a caminar, sino también porque hacer las zonas más ‘caminables’ genera actividad económica, incrementa los valores de los predios y el turismo, mejora la movilidad y aumenta la calidad de vida de los usuarios”, indicaba Gerardo Arreola, en la revista The Review.

Asimismo, los residentes de los lugares con más áreas peatonales tienen menores costos de transporte y mejor acceso a la infraestructura de transporte. Paradas de metro, carriles bici e incluso autobuses eléctricos adaptados a pequeños espacios son algunos de sus beneficios.

¿Qué significa ‘caminable’?

La organización Walk Score, reconocida por los planificadores urbanos, clasifica numéricamente el nivel de ‘caminabilidad’ de núcleos urbanos de todo el mundo. Según su definición, estos lugares cuentan con unas características comunes.

Disponen de un centro del barrio ycuentan con un flujo de pasajeros suficientes para mantener un sistema de transporte público adecuado.

Hacer las zonas más ‘caminables’ genera actividad económica”

Su diseño urbano está orientado a promover un buen flujo peatonal; calles y avenidas que permiten el flujo tanto de bicicletas como de automóviles, orientadas por bicicletas y el transito; construcciones de uso mixto; y otro tipo de equipamiento, como es el caso de parques y lugares recreativos.

Por su parte, el estudio de Brookings la define como aquellos lugares peatonales urbanos que tienen una utilidad más allá de la ciudad misma: sirven a la región, tienen alta densidad, uso mixto, y una extensión de entre 50 y 400 hectáreas.

¿Cómo se consigue?

Entre 2004 y 2012 la movilidad a pie en Madrid aumentó únicamente un 3%, según indica el plan de movilidad urbana sostenible de la ciudad de Madrid. Las vías de tráfico constituyen la barrera más importante para este crecimiento, seguida del reducido número de vías de prioridad peatonal fuera del centro.

Para reconvertir la capital española en un entorno caminable, el plan contempla: “disponer de una perspectiva integrada de la funcionalidad de los distintos espacios públicos con el que se obtendrán:criterios de jerarquización de los espacios públicos de estar, los corredores que garanticen su intercomunicación y el establecimiento de un Programa de Intervención en la Red Peatonal”.

En Barcelona se desarrolla un plan de movilidad sostenible que culminará en 2018 basado en el concepto de las ‘supermanzanas’. Células de unos 400-500 metros por cada lado, cuyas periferias se articulan como si fueran vías básicas pensadas para el vehículo de paso. El interior se transforma.

Las ciudades ‘caminables’ tienen un núcleo urbano que permite el flujo peatonal”

“Son áreas en las que el coche circula a 10 km/hora. Donde pueden jugar los niños, los invidentes deambular seguros y hacer todos los usos que la ciudad permita. Liberamos el 70% de espacio que ocupa la motorización”, indica Salvador Rueda, director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona.

Asimismo, indica Rueda, que estos módulos dispuestos unos junto a otros permiten generar redes de transporte sincronizadas: bien sea con vehículos públicos, a pie o en bicicleta. Con este proyecto se pretende ampliar el espacio público que es lo que define la existencia real de una ciudad.

“Un lugar donde se pueden realizar los usos y las funciones que la ciudad permita. Juegos, fiestas, intercambio económico, manifestaciones políticas…”, concluye Rueda. Sin estas zonas, la ciudad en esencia no existiría.

martes, 16 de agosto de 2016

Si hay un carril bici sería fabuloso porque eliminará ciclistas de la calzada

VÍA LIBRE PARA LA BICI EN LA CIUDAD, se titula este artículo de La Opinion (A Coruña), muy interesante por las opiniones que ha recogido el periodista.

Manifiestan que si se hace un carril bici "más gente se decidirá por la bicicleta y eliminará ciclistas de la calzada", osea que ya hay ciclistas pero mejor "eliminarlos" de la calzada y así más gente se animará, por ese tramo claro, porque después que?, vuelta a la calzada, o a la acera?,  eso queremos?.

Repiten el mantra de que un mayor número de bicicletas en la calle significa un calmado del tráfico. Pero realmente  las bicis por carrilbici calman el tráfico? O lo calman cuando van por calzada?.

El responsable de movilidad sabe que estas acciones no servirán, y es sincero porque invoca una "subida por las nubes del carburante" para que se deje de usar el coche.

Desde Teletaxi advierten de que ahora hay peligro por los giros, lo que es bien sabido que se reduce pedalenado por el centro del carril en calzada, evitando ángulos muertos, y sin embargo se acrecienta en las intersecciones de calzada-carrilbici, pero que se más da.

Lo dicho, una lectura interesante por la sinceridad de los comentarios. Lástima que los responsables no sepan leer lo que realmente dice la gente.

VÍA LIBRE PARA LA BICI EN LA CIUDAD

La propuesta municipal de crear una red de vías exclusivas o adaptadas para la circulación en bicicleta recibe un respaldo unánime por su impacto positivo en la movilidad

José Manuel Gutiérrez 
A Coruña 14.08.2016
artículo aquí

Un hombre circula por el carril bici del paseo marítimo a la altura de As Lagoas. eduardo vicente

"La realidad de la bicicleta en la ciudad es algo más que palpable", comenta Daniel Díaz sobre su proyecto para instalar carriles bici en la ciudad. El concejal recuerda que la reclamación de estas infraestructuras por parte de la ciudadanía "se ve reflejada en los presupuestos participativos, en los que la mayor parte de las demandas están relacionados con el mundo de la bicicleta".

Para el responsable de esta política municipal, "el cambio que va a introducir la bicicleta en la movilidad de la ciudad va a ser grande", tanto en el cambio del modo de desplazamiento como en la forma de circular por la ciudad, "ya que un mayor número de bicicletas en las calles implica un calmado del tráfico", a lo que añade que un objetivo del Gobierno local es que la bicicleta "sea un elemento visible en las calles".

El proyecto del Concello no se limita únicamente a la apertura de vías para las bicicletas, ya que también incluye la potenciación del servicio Bicicoruña mediante nuevas estaciones y la ampliación del horario de funcionamiento tanto en verano como en invierno.

Salvador Rueda califica de "fundamentales" los carriles bici, puesto que "no hay ciudad que se precie en este momento que no tenga una red completa para las bicicletas". Pero también alerta de que la cultura del coche "está muy arraigada en Galicia porque el sistema urbano es muy disperso", lo que hace difícil dar cobertura al conjunto de núcleos urbanos. Para este experto en movilidad, "en el momento en que el precio del combustible se ponga por las nubes, veremos quién aguanta este sistema de transporte".

"Me encanta, porque no solo es un elemento que retrae el uso del vehículo privado como elemento básico de transporte, sino porque además se incardina con una necesidad lúdica que va a seguir creciendo muchísimo", explica Juan José Ruiz sobre la creación de espacios reservados a las bicicletas. El consultor pone de relieve que en Estados Unidos y Europa "los jóvenes ya no se compran un coche de forma prioritaria, ya que mientras pueden aguantan con el transporte colectivo y la bicicleta". En su opinión, se trata de un cambio cultural que hace necesario "adecuar las infraestructuras a lo que demanda la ciudadanía".

Para Manuel Sánchez Quindimil, "ahora mismo es un peligro circular en bicicleta por la avenida de A Pasaxe y especialmente por Alfonso Molina", por lo que defiende dar posibilidades de poder en bici por la ciudad. El presidente de Teletaxi piensa que el carril bici ofrecerá además "tranquilidad a los conductores" ante los giros inesperados de las bicicletas, de las que advierte que son percibidas al volante "de un modo totalmente distinto porque con un ángulo muerto no se las ve".

También Manuel Maceiras se pronuncia a favor de los carriles para bicicletas al considerar que favorecerán su uso, aunque su trabajo en el sector de las autoescuelas le lleva a recordar a los conductores que pueden rebasar líneas continuas para adelantar a las bicis. "Si hay un carril bici sería fabuloso porque más gente se decidirá por la bicicleta y eliminará ciclistas de la calzada, ya que deben ir por este carril de forma obligatoria si existe", afirma sobre el proyecto. El portavoz de las autoescuelas de la provincia critica que algunos ciclistas "dejan bastante que desear", pero se muestra convencido de que estas personas tienen el mismo comportamiento al volante.

"Mucha gente se animaría a usar la bici porque se vería arropada", opina Eladio Salgueiro sobre la creación de carriles para bicicletas. "Conozco a mucha gente que no va al trabajo en bici porque tiene miedo o lo hace por las aceras, cuando el lugar de un ciclista es la carretera", explica el presidente del Club Ciclista Mesoiro, quien atribuye muchos accidentes de estos vehículos a la carencia de una vía propia para ellos. "Hay conductores que te respetan y dejan el metro y medio de margen, pero también hay quien te da con el retrovisor", se queja Salgueiro, quien es además partidario de que el casco sea obligatorio para los ciclistas, ya que cuesta abajo las bicis alcanzan la misma velocidad que una moto.

jueves, 11 de agosto de 2016

El Ayuntamiento de Madrid apoya la bici y defiende “otra movilidad”

Dos asociaciones ciclistas acusan de "secretismo" al Consistorio y reclaman más información sobre los 32 nuevos kilómetros de carriles bici

PABLO LEÓN
Madrid 9 AGO 2016

Dos asociaciones de ciclistas urbanos, En bici por Madrid y Madrid Ciclista, reclaman al Ayuntamiento más información sobre los 32 nuevos kilómetros de carriles bici anunciados por el Consistorio el pasado julio. Ambas asociaciones, que dicen encontrarse “extremadamente preocupadas por el secretismo con respecto a estos proyectos”, piden, entre otras cosas, que se defina el tipo de vía que se va a construir, los plazos de licitación de las mismas y el estado del Plan Director de Movilidad Ciclista. El Ayuntamiento responde defendiendo su plan y anuncia un trámite de información pública del proyecto en septiembre.

El pasado 1 de agosto dos asociaciones de ciclistas urbanos cursaron una petición de información al concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo. En ella pedían detalles sobre los planes del Ejecutivo de Manuela Carmena (Ahora Madrid) con respecto a los 32 nuevos kilómetros de carril bici que el Ayuntamiento presentó a finales del mes pasado. “Tememos que estas actuaciones obedezcan a criterios políticos y pongan en peligro los logros realizados por los ciclistas en los últimos años así como la seguridad de los usuarios actuales y potenciales”, explican las asociaciones en un duro comunicado.

“Se trata de una primera actuación para dar impulso a la red ciclista”, responde el subdirector de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Corral, “en la línea del Plan Director de Movilidad Ciclista porque es necesario otro modelo de movilidad”. Pese a que el gobierno actual tiene entre sus prioridades un cambio del modelo de movilidad y el impulso de la bicicleta, la información aportada ha provocado que estas dos asociaciones de distancien del Ejecutivo. “Ellos piensan que con seguir aumentando la red de ciclocarriles y la cobertura deBiciMAD basta para potenciar la bici, pero desde el Ayuntamiento creemos que hay una gran parte de la población que se atrevería a coger la bicicleta si percibieran un ambiente más seguro en las calles. Por eso vamos a actuar”, defiende Corral.

Los nuevos kilómetros de vías —que se inaugurarán en la primavera de 2017 y cuentan con una inversión de 8,4 millones de euros— pretenden conectar el centro con los barrios, “para crear una red de movilidad eficiente”, explican desde el Consistorio. Además, la acción vendrá acompañada de otras medidas como la conversión de los carriles 30 de los bulevares (Génova-Sagasta-Alberto Aguilera), compartidos actualmente por bicicletas y el resto de vehículos, en exclusivamente ciclistas o una mayor limitación de velocidad (a 40 kilómetros por hora) en algunos tramos especialmente sensibles.

Aunque el trazado de los nuevos carriles se realizó de manera participativa, las asociaciones aseguran que existe cierto “secretismo” en torno al proyecto. “Lo consideramos una intervención de gran envergadura y que va a afectar profundamente al futuro de la bicicleta en la capital”, justifican su petición de información sobre el mismo. “En septiembre vamos a convocar un foro de movilidad donde se enseñarán los carriles, tramo a tramo, y abriremos un proceso de información pública durante el que aceptaremos las sugerencias en positivo”, cuenta Corral. El Ayuntamiento niega ese secretismo: “En pleno julio no se puede convocar un foro. Y si queríamos cumplir y sacar esta primera oleada de acciones, había que arrancar ya. La ley de contrataciones impone plazos de manera que si no hubiéramos cumplido, no habríamos podido lanzar esta primera oleada de medidas. Porque luego vendrán más”.

Los planes del Consistorio pasan por enmendar las problemáticas aceras bici proyectadas durante la época de Gallardón: “Las vamos a ir quitando”, asegura el subdirector Corral. “En cuanto podamos, las sacaremos a la calzada, pero aunque estén mal hechas, no vamos a anular carriles en un momento que necesitamos consolidar vías”, añade.

Madrid es una de las ciudades del mundo con mayor crecimiento del uso de la bicicleta; “actualmente supone en torno al 2% del tráfico en el interior de la M-30”, explican las asociaciones probici. Aunque esa tasa de uso es menor a la de otras capitales europeas, hay que tener en cuenta que hace solo unos años menos de uno de cada cien viajes realizados en la capital eran a pedales por lo que el crecimiento es notable. “También es una de las ciudades de España con menor siniestralidad ciclista y menor nivel de conflicto entre los ciclistas con los peatones y los automovilistas”, añaden los colectivos

UNA ESTRATEGIA SIMILIAR A LA DE LONDRES O PARÍS

Pablo León en El País

Entre las prioridades del Ayuntamiento están la salud, la movilidad y la gestión del espacio publico. Y para todo ello, la solución pasa por la reducción del paso de coches. “Es la misma estrategia de Londres o París”, cuenta Carlos Corral. De ahí que en esta nueva oleada de carriles no solo se creen nuevas vías ciclistas sino que algunas que actualmente comparten bicicletas con el resto de vehículos se vayan a convertir en espacio exclusivo para los pedaleantes: “Vamos a redistribuir el espacio quitando hueco a los automóviles”.

La seguridad de los usuarios de la vía es otra de las prioridades. De ahí que se estén planteando límites más estrictos en puntos sensibles o poner un tratamiento de color a los carriles. “Además, vamos a buscar soluciones al conflicto peatón-ciclista en Madrid Río”, añade Corral

miércoles, 10 de agosto de 2016

VITORIA: peatonalizarán la calle Aldabe, dentro de la Semana de la Movilidad

EITB.EUS
28/07/2016

Del 12 al 22 de septiembre Vitoria celebrará la semana de la movilidad sostenible bajo el lema ‘Energía en Movimiento’. Entre las acciones, destaca la peatonalización por un día de la calle Aldabe.

El sábado, 17 de septiembre,  la calle Aldabe transformará su aspecto y será una vía libre de coches con diferentes actividades programadas.

Se peatonaliza por un día para probar una de las propuestas que se han consultado con los vecinos en el proceso participativo que se desarrolla dentro del proyecto SmartenCity de rehabilitación energética del barrio de Coronación. Barrio en el que se centra la edición 2016 de la Semana Europea de la Movilidad.

Vitoria-Gasteiz es una de las 436 ciudades que participan en esta iniciativa europea que del 12 al 22 de septiembre bajo el lema ‘Energía en Movimiento’ mostrará como la movilidad sostenible y saludable transforma la ciudad. Se celebrará el día europeo sin coche, habrá talleres, actividades lúdicas y de concienciación