MÁLAGA: Los rent a bike, contra la ordenanza que impide circular con bicicletas por el Centro

Los ciclistas deben evitar circular por las zonas peatonales del casco histórico. - ÁLEX ZEA

Los rent a bike dicen que están perdiendo clientes y que advierten a los turistas de que les pueden multar si acceden en bici al casco histórico

07.08.2017 |
ignacio a. castillo |
La Opinión de Málaga

La policía se ha puesto seria con los usuarios de bicicleta en el casco histórico. Desde hace tres semanas las multas se han multiplicado, haciendo cumplir la normativa de movilidad de 2014 que, hasta ahora, no venía aplicándose de forma tan escrupulosa. Así lo critican los responsables de los rent a bike, quienes aseguran que están perdiendo clientes desde que les advierten de la imposibilidad de circular por las calles peatonales. Los turistas se echan para atrás y no alquilan bicicletas para pasear y descubrir los rincones de ciudad.

La ordenanza precisa que las bicicletas «no circularán por las aceras, andenes y paseos, al ser consideradas éstas como zonas peatonales, excepto cuando acomoden su velocidad a la del peatón circulando a una velocidad inferior a 10 kilómetros por hora». Y siempre y cuando «no existan aglomeraciones», concreta la norma. En cualquier caso, la prioridad siempre será de los peatones.

Hasta ahora, los turistas que visitaban la ciudad tenían la posibilidad de alquilar una bici y hacer toures turísticos por el casco histórico. Es una opción económica y práctica para muchos grupos. Los precios oscilan entre los 5 euros las cuatro horas y los 10 euros por el alquiler de la bicicleta el día completo. Según informa Carlos Serrano, gerente de Málaga Custon Bike, en la calle Álamos, estas nuevas condiciones suponen «un palo grande para nuestra expectativas de negocio». «Estoy replanteándomelo todo, incluso la posibilidad de cerrar», reconoce.

Serrano señala que han tenido que modificar el contrato de alquiler, de manera que ahora la empresa notifica al cliente las limitaciones del uso de la bicicleta esta normativa para que la firme y se haga responsable de la multa que le puedan imponer. «Es algo que se han sacado de la manga y que prohíbe la circulación de bicicletas de alquiler, pero sí permite las particulares o con las de préstamo municipales de Málagabici», sostiene.

En los últimos días se ha creado una asociación compuesta por unas 18 empresas malagueñas de alquileres de bicicletas para unirse contra una norma que consideran injusta. «No pueden acusarnos de lucrarnos del Centro cuando Málaga vive del turismo. Conocer el casco histórico es uno de sus alicientes. La mayoría de nuestros clientes se alojan en hoteles o apartamentos situados en la zona peatonal. ¿Cómo van a alquilar una bicicleta si no pueden acceder a sus alojamientos?», se pregunta.

En principio, la limitación para circular está comprendida en el interior de las calles Alcazabilla, Álamos, Carretería y la Alameda Principal.

Gregory Mils también tiene un rent a bike en la plaza de Enrique García Herrera. El Recyclo Bike Café es un punto de referencia para muchos turitas extranjeros. Un sitio distinto para quienes quieren conocer la ciudad desde un punto de vista distinto, según sostiene. Mils cree que esta celo está motivado por la proliferación de seatwaves y de otro tipo de maquinaria de movilidad personal. En todo caso, esta prohibición, de momento, no está afectando al negocio de este rent a bike. «Es tan sencillo como desmontar e ir andando y a mis clientes, muchos holandeses y familiarizados con el uso de bicicletas, les parece de lo más normal», reconoce.

Rutas hasta La Araña

Además, la mayoría de los clientes de Mils alquilan su bicicleta para ir a la Araña o al Peñón del Cuervo o por los Montes de Málaga, «por unas rutas cicloturistas muy atractivas y más tranquilas de unos ocho o diez kilómetros de longitud», dice. Además, reconoce que no es seguro la circulación de grupos por las zonas peatonales.

«Hasta ahora no me ha afectado y no creo que me afecte de ninguna manera. Están poniéndose serios con lo que es el uso del suelo público, porque también hay muchas empresas que llenan la acera con sus aparatos pero no tienen ningún tipo de permiso para hacerlo», admite.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PEATONALIZACIÓN, A PASO LENTO EN ZARAGOZA

BOFETADAS CON SUTILEZA

Las aceras no son para las bicicletas